Carmen la de Ronda

                                  Sucedió en 1928

                          




 ¡Qué bella está Sara en Carmen la de Ronda! Y por supuesto Maurice Ronet, un francés algo soso, pero guapo un rato largo… ¡Menuda pareja! Sin olvidar a Jorge Mistral que en Locurade amor de haber correspondido al amor de Aldara, hubiese sido maravilloso. Una pena que Jorge perdiera la cabeza por la reina. En fin.





 Imagino que estaréis pensando si también yo he perdido la cabeza. ¿Qué sucedió el año en que nació Sara Montiel que tenga que ver con todo este trajín que me traigo entre manos? Algo, pero dejadme que os cuente.







 Carmen la de Ronda fue una tarea dura para Sara, el acento, las canciones. Un trabajo bonito que supo sacar adelante, llevando a su terreno el personaje de una pura sangre andaluza como lo era Carmen. Por otro lado el casting contó con lo mejor de aquellos años. Teniendo en cuenta que no era su estilo, me refiero al flamenco, lo hizo muy bien y sorprendió a muchos que creían que se había metido en un lío, por atreverse con esas maravillas de coplas como son: "Ojosverdes", "Falsa moneda", "El día que nací yo" o "Antonio Vargas Heredia"…







 El maestro Juan Solano estuvo también en ésta Carmen de Sara junto a otro gran colaborador y amigo como fue Gregorio García Segura. Dos hombres con genio y figura que tuvieron mucho que ver en la larga lista de éxitos discográficos y fílmicos de Sara Montiel.



                                   Gregorio García Segura, Sara Montiel y Juan Solano






 Bueno, ahora que tenemos en mente a Sarita en aquel tiempo en que los franceses cometieron el error de pretender ampliar su territorio a costa de robarnos el nuestro. Claro está, tuvimos que defendernos como pudimos. A veces con armas bastante rudimentarias. De aquella época, se escribieron historias increíbles de cómo el pueblo respondió a aquella agresión, pero eso amigos es un terreno que lo dejo para otros. ¡Sólo me faltaba empezar con la guerra de la independencia!









                                  Soy Carmen la de Ronda




                                                               La de Ronda

                                        Con mis ojos gachones que hacen cosquillas
                                             a un francés se le alegran las pajarillas-


                              Orgullo y pasión (1957)

StanleyKramer intentó contar la epopeya española de 1808 en aquella producción rodada en casa, llamada Orgullo y pasión (1957) con un reparto verdaderamente excepcional: Gary Grant, Frank Sinatra, Sofía Loren, junto a actores españoles de la talla de José Nieto y Carlos Larrañaga, entre otros.


                                  Cary Grant junto a un joven  Carlos Larrañaga (19 años).





                                                        Carlos Larrañaga en 1956.




              Carlos Larrañaga fue el sufrido hijo de Aurora Bautista en la película  Pequeñeces, donde Sarita hizo una aparición estelar.  



 




 Pues bien, con semejante reparto la película resulta algo floja, por lo menos para mí. Los actores andan un poco a su aire y entre cañón para arriba y para abajo, la aventura se pierde. Pero es una opinión. Nunca he hecho caso a las críticos que se atreven a decir que películas debes o no ver. Cuando nos sentamos en la butaca de un cine, ahí estamos solos, al margen de quien tengamos al lado, la película no nos afectará a todos por igual.  Claro, que en el caso de la Montiel es distinto, aquí estamos más o menos en sintonía con la actriz, la estrella, mito. ¿Qué más da? Lo que importa es que somos muchos y nos entendemos ¿verdad?

 Como sé que entendéis que me dé tanta cuerda con lo que quiero contar y no acabe nunca, pero como hago esos lapsus tan largos en los que no estoy con vosotros, pues aprovecho.


                        Agustina de Aragón (1950)




 Kramer paseó su cañón cuesta arriba y cuesta abajo durante toda la película. Bueno, pues antes de Orgullo y pasión, Juan de orduña en 1950, también le puso un cañón al lado de Aurora Bautista, a la que no le hubiese hecho falta el fuego para prender la mecha, con su sola pasión hubiese prendido no a un cañón, sino a veinte. Y bueno, la película solo por la presencia camaleónica de Aurora, animando a los heridos, viejos, niños y hasta los muertos que entreguen el soplo de vida por ESPAÑA y el PILAR, creedme que merece la pena. A mi me pone la piel de gallina y los "pelos" de punta de ver y oír a Aurora gritar al pie del cañón. Era una guerra perdida desde el principio. Carmen la de Ronda, Agustina de Aragón...junto con el cañón de Kramer, no había nada que hacer.


                Florián Rey (1894-1962) dirigió en 1928 la primera versión de  Agustina de Aragón



 Curiosa fotografía donde podemos ver a Sofía Loren junto a Cary Grant, asomados al balcón para ver pasar un desfile de nazarenos  en el marco increíble de Segovia. La Loren parece estar en su salsa, pero el pobre Grant, viendo a esos encapuchados debió alucinar bastante. Podemos observar al público concentrado como les miran. No es para menos 




 En realidad estoy convencido de que hubo más de una Carmen dispuesta a todo. La de Ronda, la de Triana, la del norte o la del sur. Sí, posiblemente hubo a lo largo de todo el territorio español, unas cuantas que se implicaron en esa lucha encarnizada que arrasó un montón de vidas y que Goya,  con sus pinceles, supo inmortalizar para siempre.




 ¡Y quién sabe si no hubo alguna historia de amor entre un guapo soldado francés y una hermosa gitana  española! Yo, que soy un pura sangre romántico, no tengo ninguna duda al respecto. A los hechos.


                                    Mayo de 1808

 Ese año, el del nacimiento de nuestra estrella, se conmemoraban 120 años que el alcalde de Móstoles, sabiendo la matanza que estaban haciendo en Madrid las tropas del General Murat, escribió y mandó de pueblo en pueblo, por medio de Antonio Hernández, Antonio de apodo el postillón, el siguiente mensaje:

 "La patria está en peligro. Madrid perece víctima de la perfidia francesa.
Españoles, ¡acudid a salvarla!" (2 de mayo de 1808).
 Este fue el primer grito de alarma, primera declaración oficial contra los invasores. Este buen señor se llamaba, Andrés Torrejón. También en 1928, se cumplía el centenario de la muerte de Francisco de Goya y Lucientes, acaecida en Burdeos el 18 de abril de 1828. Antes de la Carmen de Sara, hubo alguna más. Raquel Meller e Imperio Argentina se metieron en la piel de la bella gitana.



 Carmen, la de Triana fue interpretada por su admirada de toda la vida, Imperio Argentina. Imperio fue la gran, gran estrella del cine español.







 Carmen,  la que muere victima de los celos de su amado, le dio la inmortalidad para siempre a su creador Prosper Mérimée. También puso su grano de arena Georges Bizet, que la dotó de una maravillosa voz y la hizo cantante de ópera en 1875, tan solo cinco años después de que falleciera su creador.







 Carmen fue un personaje que sedujo siempre a  todas las actrices y cantantes de ópera de todas las épocas. Meterse en la piel de la bella gitana fue un regalo para cualquier actriz. Enumerar aquí todas las actrices o directores, sería un trabajo complicado. He citado a dos mujeres que fueron muy importantes en el mundo del cine y de la canción, y por diferentes motivos, ligadas a nuestra Sara Montiel.  A Paz Vega también le sedujo el personaje de Carmen, dirigida por Vicente Aranda, junto a un apático  Leonardo Sbaraglia.


                                         Rosario Guerrero



Esta portada y las siguientes dos fotografías las he cogido prestadas, de un espacio maravilloso dedicado a Rosario Guerrero 







 La otra Carmen fue una bailarina española llamada Rosario Guerrero. Una mujer que triunfó en medio mundo y que estrenó en  El Alhambra Theatre de Londres su Carmen particular allá por el año 1903.



                                Rosario Guerrero posa delante del cartel con su nombre


 De Ronda y de Triana hay mucho más que decir, pero eso amigos será otro
 día.



                           Imagénes de 1928


       

 Móstoles es un pueblecito de casas claras, extendidas por una llanura, entre viñedos y trigales, (eso decían en 1928). No sé yo si quedan muchos viñedos hoy día.



               
                             La casa en 1928 donde nació y murió Andrés Torrejón.



Homenaje a Andrés Torrejón en Móstoles 1928




         Fuendetodos, en 1928 el pueblo de Zaragoza donde nació Francisco de Goya y  Lucientes

                                Así estaba en 1928 la habitación donde nació Goya


                                            Así nos la presentan en la actualidad
                                                  Vía: Callejeando por el planeta






0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 
låna pengar