Sara Montiel

Dos películas marcaron el camino del mito: El último cuplé y La violetera, luego vinieron las demás, y las representaciones teatrales para acabar de asentar definitivamente y sin rival posible a Sarita. La más internacional de las estrellas, y el más importante mito erótico que haya dado la cinematografía española.
Desde los tiempos ya remotos de Conchita Montenegro, o de Imperio Argentina, nadie en España brilló con tanta fuerza en la pantalla como lo hizo Sara Montiel.

Mito y Leyenda


Maria Antonia Abad Fernández nace en Campo de Criptana, Ciudad Real, el 10 de marzo de 1928.
Desde que era una niña que jugaba a ser artista, en su hermosa tierra de molinos y dulcineas, muchos de sus sueños se hicieron realidad, incluso algunos fueron más allá de cualquier sueño o fantasía...
Antonia llega a Madrid en el año 1942, acompañada de la que sería su mejor aliada y compañera, su madre.
Un bello primer plano de Isabel de Pomés (1924-2007) hija del gran actor Félix de Pomés.
Protagonizó una de las películas más interesantes de Edgar Neville La torre de los siete jorobados.



Antonia, empieza a trabajar y sabe estar en el momento justo y a la hora exacta, para que Ladislao Vadja se fije en ella. Le da un papelito de colegiala en una película que en principio llevaría él titulo de Mi novio el emperador y que acabó siendo Te quiero para mí. Esta fue su primera aparición cinematográfica utilizando su segundo nombre Maria Alejandra. Tan solo le duraría un mes, ya que la película se estrenó el siete de septiembre de 1944 . En su siguiente película, Empezó en Boda, el nueve de octubre del mismo año, nacía Sara Montiel.


Primer Plano 1944.
En su primera portada y junto a uno de los grandes del cine Fernando F. Gómez, estrenaba su nuevo nombre, Sara Montiel.


0 comentarios:

Entrada más reciente Página principal

 
låna pengar