La Bella y la Bestia




El otro día comentaba una amiga que Sara, tiene una fotogenia para “embotellar y vender”. Me encantó esa forma tan del siglo XXI, comprensible hasta para las mentes más difíciles. La belleza de Sara no fue cualquier cosa, no sólo el cine la quería, si no, los mejores fotógrafos del mundo. Musa de pintores que anhelaban plasmar además de su belleza esa “cosa” de ella que puedes tardar cinco minutos, como tres días intentando explicar que es, y es lo que define la auténtica "fotogenia de Sara”.




Una fotogenia verdaderamente impresionante. Sí, creo que hay pocas cosas que no se vendan embotelladas o envasadas al vacío. Bueno, dejaré el tema de las grandes superficies y a ver si me concentro en lo que quiero decir, contar, explicar, en definitiva escribir. Ah!, si, sobre la bella y la bestia, pero no será sobre aquel maravilloso cuento llevado a la pantalla por el francés Jean Cocteau, con el bello-bestia de Jean Marais y la bella, bella que fue Josette Day.


El actor francés jean Marais encarnó al bello-bestia


Como estamos en ambiente "montielesco" (esto tampoco es mío es de un amigo de Granada al que desde aquí, le doy de nuevo las gracias), podría decir sin ánimo a equivocarme, que fue realmente un cuento “divino”.

Jean Marais y josette day


A lo que iba, jamás se puso este título con tanta justicia. Opinión, a parte, la historia a la que me refiero tuvo lugar en un programa que presentaba Consuelo Berlanga, llamado Waku, Waku digamos que fue un espacio animal (1989-1991). Fue la etapa de Consuelo, (años después volvió con Nuria Roca) era un concurso en el que tenías que adivinar si eran o no ciertas, algunas de las habilidades de los animales que nos presentaban. Lo que ganabas en forma de puntos, se traducía en dinero que donabas a la asociación protectora de animales que tu elegías. La ganadora de esa semana fue Sarita. La presentadora, se puso de los nervios cuando Sara con esa “pachorra” que la caracteriza, le arrebató al simpático bichito llamado Uromastyx y se puso a acariciarlo, como si fuera su mascota, aún corriendo el riesgo de que le soltara un coletazo a su bello rostro. Pero nuestra Sara, gran amante de los reptiles, se hizo con el rápidamente. Lo único, que el simpático bicho, quiso llevarse de recuerdo uno de sus “hermosos” anillos, cosa que Sara, no consintió de ninguna de las maneras. Este programa se emitió el 9 de julio de 1989 y junto a Sara, estuvieron Fedra Lorente, Joaquín Prat y Pepe Rubio. Curioso, interesante y entretenido programa.






Por lo visto, no hay animal que se resista a los encantos de nuestra actriz. Acordaos de aquella historia con la áspid en el rodaje de “Aquel hombre de Tánger” o también del frustrado rodaje de “El americano” que se dejó abrazar por aquel enorme y bello
animal.



De bestias está el mundo lleno pero sin duda estas son las que mejor me caen.




Y ya que habéis tenido que soportar todo este rollo, os merecéis un buen video de Sara.


Aquí nos canta “La mujer de la noche” una bella canción escrita especialmente para ella por un maestro, uno de los grandes compositores de la copla, Rafael de León. Los planos con el marinero son de fábula. Espero que os dejéis arrastrar por ese impulso y se plasme aquí en forma de comentario. ¡Ánimo!



4 comentarios:

DE ROLLO NADA !! ME ENCANTA TU BLOG Y TODO LO QUE ESCRIBES SOBRE SARA MONTIEL Y OTROS ARTISTAS Y ACONTECIMIENTOS. ES UN PLACER PASARSE POR AQUI.


SALUDOS :-)

21 de agosto de 2010, 11:01  

Hombre, pues muchas gracias. A veces me lanzo y no me acuerdo de poner freno.
De nuevo gracias por vencer el obstáculo que supone comentar.

21 de agosto de 2010, 11:33  

Se hace muy agradable leerte, escribes con elegancia e inteligencia, seguro que eres un chico preparado y una gran persona...
Soy uno de tantos admiradores de Sara
un loco de estos que podia verla tarde y noche día tras día escondido detras de una de las dos columnas
que hay a ambos lados del patio de butacas del Victoria o de La Latina...
Muchas felicidades por mantener vivo este espacio, y aunque es la primera vez que me atrevo a comentar algo aquí decirte
que sigo tu blog desde su inicio.
Un gran abrazo, me llamo Andres y vivo en Madrid.

21 de agosto de 2010, 16:08  

Bueno, la verdad Andrés no sé ni que decir. Yo, también soy como tú, uno de tantos admiradores que ha sido capaz de ir cada noche al Teatro y si, un poco a escondidas. Luego me colaba en el camerino y no decía nada, pero nada, enmudecía totalmente, mientras otros le pedían autógrafos, hablaban, le contaban historias…
Era incapaz de gesticular me sentaba en el suelo y la miraba y miraba intentando memorizar cada gesto. Hasta que un día: Tú, estuviste aquí ayer ¿Verdad?
Andrés, no tan preparado, ¿Una gran persona? Posiblemente no, pero ya me gustaría.
Siempre necesito un empujón, no tardes tanto. ¡GRACIAS!

30 de agosto de 2010, 1:49  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 
låna pengar