La publicidad




En 1949 Sarita hizo un spot publicitario para la casa Orbegozo y sus cocinas.
Nos mostraba a la joven actriz en un intento en vano por lograr hacerse un par de huevos fritos,(todavía faltaban años para que se los hiciese a Marlon Brando) en una vieja y anticuada cocina. A continuación, aparecía Sarita elegante, aseada y con su pelo recogido, en su nueva cocina Orbegozo.

La publicidad nos contaba que la joven actriz hacia verdadera exhibición de sus habilidades culinarias, actividad muy femenina que no está reñida con el arte interpretativo… una chica dedicada al hogar en sus descansos de rodaje.



Desde luego no eran buenos tiempos ni para la mujer ni para nadie. Tiempos muy duros se vivían en España. Para Sarita 1949 fue un año especialmente difícil. Se estaba recuperando de una pulmonía que desencadenó en una tuberculosis, enfermedad que la mantuvo inactivo durante mucho tiempo. Tenía que recuperar el tiempo perdido y ganar dinero, ese vil y maravilloso metal con el que se tejen infinidad de sueños.


Sarita en 1944

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 
låna pengar