Sara Montiel, adiós a México II



La película La ambiciosa (Donde el círculo termina, dirigida por Alfredo B. Crevenna en 1954) es la que sería su última película en su adorado y siempre querido México. Sarita cierra así una importantísima etapa de su vida artística. Aquellos “dramones” muy al gusto de la época no aportaron demasiada creatividad cinematográficamente hablando, pero sí le dieron una inmensa popularidad.


Sarita escribió en la revista Fotogramas:




"Yo era una joven con ganas de abrirme camino y triunfar en este difícil mundo del cine. Y me fui en busca de “mis américas”, sin más bagaje que una pequeña maleta, la compañía de mi madre (la única entonces que tenía fe en mí), la promesa de un contrato en México y todo un mundo por delante y al que tenía que darme a conocer.


Y tuve la inmensa suerte poco tiempo después de haber pisado tierra mexicana de poder introducirme en el mundo de aquellos hombres, en sus tertulias intelectuales, en su ambiente. Fue en casa de don Alfonso Reyes. Él y su esposa, doña Manuela, fueron para mí mis segundos padres. Pablo Neruda, León Felipe, Nicolás Guillén, Alfonso Reyes, Rafael Alberti, Alejandro Casona... Yo en aquellos años estaba aun estaba lejos de pensar que mis grandes ilusiones de llegar a ser alguien en el mundo de la canción llegarían a cuajar algún día. A ellos les cante mi primer cuplé.
Mis películas, todas ellas encarnando papeles de mujer mala o desgraciada en la vida. Folletines, melodramas, a los que sin embargo les debo agradecer mi subsistencia en México, la posibilidad de relacionarme con estos intelectuales, aprender el oficio del cine, curtirme en lo que respecta al trabajo en los platós y ser el trampolín que me permitiría dar el salto a Hollywood, la gran meta soñada. "

Cuernavaca (1954).



Donde el círculo termina (1954). Su adiós al cine mexicano.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 
låna pengar