Ingrid Bergman




Hay películas por las que sentimos una atracción especial, porque nos gusta el guión, porque hay un instante de esos mágicos o porque en definitiva el director ha conseguido sacar a flote nuestros sentimientos y liberar nuestras emociones… Con los actores pasa algo parecido y aunque nos gusten mil, siempre están esos por los que sentimos especial predilección, les hacemos nuestros e incluso a veces envueltos en nuestra propia soberbia nos creemos que, aunque te guste a ti, igual que a mí Sara montiel, en ningún caso entenderías cada gesto, cada mirada como lo hago yo…¡Qué disparate!, ¿verdad?


Ingrid Bergman

las dos actrices fueron en varias ocasiones portada de la revista cinematográfica española Primer Plano


Tengo unas cuantas películas por las que siento esa “cosa” especial y aunque las vea trescientas veces me sigue emocionando y hasta me cae la lágrima las trescientas veces en el momento justo, como si tuviera alma de autómata.


Sara Montiel siempre ha dicho que en su cine hay por lo menos cinco actrices que a lo largo de su vida la han conmovido dentro de la magia cinematográfica. Ingrid Bergman es una de ellas

Ingrid Bergman ha sido la actriz que más he admirado. La seguía por todos los cines.
Desde que tuve la oportunidad de ver “El pacto de los cuatro” 1938


La edición en DVD de El pacto de los cuatro


Quiero ser monja

Las campanas de Sta. María ( The bells of St. Mary's. Leo McCarey, 1945)
Ingrid Bergman es una adorable monja con una idea fija, obtener un edificio nuevo para su antiguo colegio que se cae a trozos. En esto, aparece el acamarelado Bing Crosby más bueno que el pan, y que además canta como los propios ángeles. La idea que tiene el padre O'Malley sobre la educación de los chicos, chocan con las de la madre María Benedicta, claro está, todo más bien "light". Al final se ponen de acuerdo y son amigos hasta el fin del mundo, contando que la madre María se cure de su tuberculosis. Más o menos y a grandes rasgos.

Esa mujer, de Mario Camus (1969)
Una religiosa misionera es violada por unos nativos. Después de pasar por un calvario, aún cree en el amor. Así y todo la ex madre Soledad, está (como no puede ser de otra manera) bellísima. Por fin encuentra el amor de su vida en su yerno, claro, él no lo sabe y ella se entera porque la madre superiora, que es una borde se lo cuenta. Desesperada, decide romper con el hombre de su vida. Este no lo puede soportar (menos mal que no le cuenta que es su yerno) y saca una pistola (nunca lo he tenido claro a quién quiere matar). Ella asustada intenta impedir la locura, y la pistola se dispara... Soledad es acusada de asesinato y... mejor lo dejo aquí. Para muchos es su mejor película. Desde luego original y morbosa lo es un rato largo. Contó con una maravillosa banda sonora.


Junto a Sarita, un actor que era conocido en España por aquellas fotonovelas que causaban furor en los años sesenta y setenta, Ivan Rassimov o Gill Mayeron. De origen ruso, nació en Trieste, Italia (1938-2003). Empezó su carrera como bailarin clásico. En en una de sus giras le ofrecieron trabajar en el cine y las fotonovelas.


-¿Qué supone para usted trabajar en "Esa mujer"

-Mucho. Estoy muy contento con este papel que me han encomendado. Creo que es el más importante de mi carrera. Trabajar con Sara Montiel puede tener mucha repercusión en mi futuro artístico; ella, es para mí, una de las mejores actrices europeas. En mi país es muy conocida, pues sus films se proyectan con asiduidad.


Ingrid Bergman y Sara Montiel sintieron la llamada de la vocación. Afortunadamente Sarita colgó el hábito.

Su especial homenaje

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 
låna pengar