"Me siento una privilegiada de la vida por haber vivido tan intensamente, por haber conocido y por haber sido amiga de personajes tan importantes, por haber tenido acceso adonde sólo unos pocos elegidos pueden llegar y por haberme tocado la diosa del éxito con su varita
"
Marzo 1988


Vicente Blasco Ibáñez "continuación"

Blasco Ibáñez que junto a Ricardo Baños en 1916 (uno de los pioneros del cine español) codirigió y escribió el guión de su propia obra Sangre y arena.


Ricardo de Baños también quedó subyugado por la historia de Juana, la loca y en 1909 estrenó Locura de amor, primera versión del celebre drama que catapultó a Aurora Bautista y que entre tanto cartón piedra Sarita brillaba como puro diamante (no sólo por su belleza, si no por su interpretación de la mora Aldara que hoy pasados los años se mantiene fresca y moderna). Benito Perojo también se interesó por Blasco Ibáñez y llevó al cine La bodega (1930) que contó con la participación de una mujer a la que no le gustaba hacer cine, ya que decía que quedaba demasiado dura. Hablamos de Concha Piquer, cuyo retiro se produjo un 8 de enero de 1958 (después de la que sería su última actuación en Isla Cristina, Huelva) y año en qué Sarita estrenaba su gran éxito, la Violetera.



Años después, Benito Perojo sería el productor de cuatro importantes películas de Sara La Violetera, Carmen la de Ronda, Mi último tango y Pecado de amor. Fue productor a la vez de dos de las primeras películas de la estrella infantil, la única que ha dado este país, Marisol: Un rayo de luz (1960) y Ha llegado un ángel (1961), ambas de Luis Lucia.

Marisol



Marisol fue muy importante en la España de los años sesenta y gozó de una popularidad sólo comparable a la que "sufriera" Shirley Temple (nacida en 1928) en los años treinta. Se editaron miles de postales, cromos,tebeos...Tuvo que ser algo verdaderamente difícil para una niña, que no pudo ejercer como tal. Hoy pasados algunos años desde su adiós definitivo al mundo del cine y la canción, todavía se la recuerda y su luz aún sigue brillando.


Un día Marisol decidió volver a ser Pepa e intentar ser feliz. Me consta que así es.

Por si quereis saber más de Marisol.


¿Y Sara Montiel?


Bueno, Sarita estaba a punto de nacer o en la cuna.

Cuando en 1950 marchó a México a instancias de Miguel Mihura, este la recomendó a un conocido que tenía en tierra azteca, para que Sarita no sé encontrase tan sola (según nos cuenta la actriz en su libro Vivir es un placer). Este hombre en cuestión era un hombre ya mayor que fue secretario o algo parecido de Blasco Ibáñez, en la época que se adaptaron sus novelas en Hollywood.

En 1933, ya instalada la II Republica, sus restos regresaron con todos los honores a su tierra natal. Hubo un proyecto de hacer un mausoleo, pero el golpe de estado de 1936 frustró el proyecto. Su familia volvió a ser perseguida, e intentaron por todos los medios posibles borrar su existencia, destruyendo todo lo que tuviera que ver con él.


Blasco Ibáñez en compañia de sus hijos año 1909.
En 1920 fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Washington.

Sucedió en 1928



-¿No parpadeas ante una buena piedra?
-Me gustan las piedras preciosas, sí, pero digamos que eso es una avaricia artística, estética. También parpadeo ante un Picasso.
(Tiene dos Picassos, por cierto. "Bueno, no son gran cosa, dos carbones del 55")


Blasco Ibáñez
En enero fallecía en Francia el escritor, periodista y político republicano Vicente Blasco Ibáñez.
Muy criticado por sus contemporáneos, fue de los pocos que conocieron la riqueza en vida gracias a sus novelas.
Escribió su primer libro a los catorce años, se titulaba Cuentos grises y el último que se publicó antes de su muerte fue Novelas de amor y de muerte.

Blasco Ibáñez nació en Valencia un 29 de enero de 1867 dentro de una familia de comerciantes oriundos del bajo Aragón. Fundó el periódico valenciano El Pueblo y para él escribió Flor de mayo y La Barraca. Dejó sin publicar La voluntad de vivir, novela que escribió en 1907. Se dijo que lo tenía todo preparado para que salieran a la venta 12.000 ejemplares, cuando el escritor recibió un telegrama de una mujer a la que previamente había enviado el primer ejemplar: Temo ser reconocida en la novela -le dijo. Al parecer describía la gran pasión que sintió años atrás por ella. El escritor no vaciló y mandó quemar la edición entera… ¡Uf! ¡Qué bonito!





El escritor a su llegada a Lisboa en octubre de 1909, junto al ministro de Estado y senador portugués Magalhaes lima, fallecido -como el escritor valenciano- en 1928

Hollywood

A Hollywood no le fue indiferente el talento del escritor y la posibilidad de adaptar sus novelas a la gran pantalla se vieron pronto realizadas. Eran tiempos de gran creatividad dentro de este casi desconocido arte y se buscaban con ansia buenas historias que contar para adaptarlas a ese idioma universal y cinematográfico puro, como era la expresión, dentro de un mundo de silencio.



Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1921) de Rex Ingram, protagonizada por el primer sex simbol masculino del cine Rodolfo Valentino (años más tarde Vicente Minnelli la llevó de nuevo al cine en 1962, esta vez con Glen Ford, y un largo reparto de buenos actores, tan largo como su duración y ya carente del interés de la primera versión). Sangre y arena (1922) de nuevo con el mítico Valentino. Rouben Mamoulian hizo una nueva versión en (1941) junto a Tyrone Power, Rita Hayworth y la maravillosa Linda Darnell. También existe una versión española del año 1989 dirigida por Javier Elorrieta y con guión de Rafael Azcona.


Valentino





La “Divina” Greta Garbo debutó en el cine americano con Torrent (1926) adaptación de la novela Entre naranjos, a la que siguió The Temptress (1926) de Fred Niblo, adaptación de la novela La tierra de todos.





La Divina


Blasco Ibáñez en Argentina junto a los indios matacos del Gran Chaco.

Sara Montiel


-Has tenido algo de devoradora de hombres?
-Sí, eso sí, pero siempre los he dejado vivos. la verdad es que yo he tenido mucha facilidad para quitarme a los amantes de encima.
-Nunca mejor dicho.
-Sí, me costaba más librarme de un catarro que de un amante

Plumas y fuego...



Sarita nos relata la tragedia del incendio ocurrido en el Gran Hotel Sarriá de Barcelona en el que se hospedaba junto a su marido Pepe Tous.





Un 11 de mayo de 1987 Sara se encuentra en Cataluña para actuar en la Scala-Barcelona, cuando se produjo el incendio que costó la vida a un joven bombero que inhaló gases tóxicos.



Sara y su marido Pepe tous, se encontraban en la planta 18 cuando se declaró el incendio.



Sara, muy nerviosa, lo relataba así: Ha sido horrible, estoy afectadísima por la muerte de este bombero, no te puedes imaginar cómo arriesgan su vida cada vez que se produce un incendio de este tipo. Yo que por desgracia lo he vivido puedo decirte que nunca podré agradecerles lo que han hecho por salvar nuestras vidas. Ha sido espantoso…Su marido trata de consolarla. Sí, si, estamos bien gracias a Dios, pero y el pobre bombero que se ha muerto, ¿que?...


¡Quiero olvidar!

Y la típica y dichosa carraspera...

Dos imágenes de su actuación en Scala-Barcelona enfundada en un (raro) vestido en oro y terciopelo negro.
Sarita ofreció un concierto gratuito con el fin de recaudar fondos para el cuerpo de bomberos.
.

Sara Montiel con el bailarin y coreógrafo Nacho Arrieta bailando un tango.

Fúmame...


Sara y Javier Gurruchaga compartiendo mucho humo



Los cubanos siempre estuvieron muy agradecidos a la Montiel, por haber elegido Cuba en 1958 para actuar teniendo en cuenta que había otros países que le propusieron ofertas mucho más interesantes y desde luego más seguras. Al final se hizo con el contrato“Escuela de Televisión”.



Sarita llega al aeropuerto de la Habana




Sara Montiel era la figura de habla hispana más importante del momento y de las más interesantes a nivel de proyección internacional.
Muy agradecidos con la estrella por este gesto, la trataron a cuerpo de reina.




Sarita en suelo cubano




La Montiel viajó a Cuba en un momento delicado de aquel país. A la dictadura de Batista le quedaba un suspiro. La guerrilla tenía planeado secuestrar a Sarita con fines propagandísticos y así, a través de la enorme repercusión que tendría a nivel mundial el secuestro de la artista, se tendría conocimiento, contacto con lo que era y el por qué de la revolución. Todo estaba previsto, pero al final, por propia seguridad de la Montiel (se dijo años después), no se llevó a cabo. El sistema de seguridad del teatro y de todo lo que rodeaba a la actriz fue enorme y les hizo desistir.


La estrella guardaba muy buenos recuerdos de Cuba, allí rodó tres películas Piel canela, Frente al pecado de ayer y Yo no creo en los hombres fue durante el rodaje de la primera cuando conoció a Ernest Hemingway, que le enseñó y aficionó a fumar habanos.




Piel Canela (1953) de juan J. Ortega



Con traje de chaqueta claro, vemos a Enrique Herreros



Teatro Blanquita



El teatro Blanquita se inauguró en el año 1950 y sepromocionó como el más grande delmundo.





Hoy, Karl Marx
.

Y así llena de éxito acaparaba la atención de todos los medios informativos.


Sarita Montiel, es en mi opinión, es una gran artista y una interesante y bellisíma mujer. En otras palabras es una formidable atracción.
Charles Garret (Cinema)
.

Sarita Montiel cara y cuerpo hermoso con voz y gracia que va más allá de lo puramente hispano.
Sergio piñero (Prensa libre)
.

Sarita montiel excelente actriz y una de las que ha difundido, vestido y autocratizado el cuplé.
Ramón Becali Jr. (El País)


Fúmame...



Apaguemos nuestro fuego con un “cachito” de Fúmame, fúmame, fúmame, fúmame… En esta brasa quiero arder…tu deseo es mi placer… (Uf, me quemo)






.
Durante el rodaje de esta actuación junto a Gurruchaga (autor de la canción) ocurrió que el pañuelo que rodea a Sara se le fue resbalando, resbalando hasta que le cayó al suelo, con las consiguientes risas de todos. ¡Bellísima!





La Montiel volvió a colaborar con Javier Gurruchaga 20 años después de grabar este tema de Fúmame. La canción elegida fue Smoking or no smoking. Pues eso, que les gusta fumarse un buen puro de vez en cuando.


La portada de la revista que daba cuenta de la llegada de la Montiel a Cuba, acompañada de Enrique Herreros su manager durante varios años. ¿Quién era Enrique Herreros?

Eso otro día.


Mi último tango ¡50 años!

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

 
låna pengar