LOCURA DE AMOR


Ya se tenía la intención de rodar Locura de amor en 1940. Antonio de Obregón, escritor, y Joaquín Goyanes, productor, trabajaban en un argumento titulado Doña Juana la loca y querían hacer la película con alguna colaboración extranjera… Más tarde, el proyecto se archivó. Un año después Manuel Tamayo y Alfredo Echegaray(productor y guionista de Te quiero para mi, la primera película de Sarita) hicieron un guión sobre el mismo tema llamado Locura de amor. Todo parecía ir en buen camino y la productora Ulargui Films se hizo con los derechos para llevarlo a la pantalla. No ocurrió así, el dichoso proyecto se volvió a aparcar de nuevo.
Sarita junto al genial Jesús Tordesillas

1942 parece ser el año definitivo de Locura de amor. Se pone en marcha el proyecto, y se empiezan a fabricar muebles de la época, pelucas y vestuario… pero en el último momento se viene todo abajo. La productora Ulargui Films desaparece, para fusionarse con S. A. F. E.; esta a la vez liquida sus compromisos, desaparece y con ella el proyecto.


El largo camino de Locura de amor llega a su fin


En 1943 se rumorea que la productora Cifesa quiere adquirir los derechos del guión para encargar la película a Juan de Orduña. De nuevo la intentona vuelve a fracasar. Juan de Orduña empieza seriamente en llevar a cabo este proyecto “maldito” y en 1944 Tamayo y Echegaray trabajan en la reforma del guión original. Se dice que los protagonistas serán Amparo Rivelles, Armando Calvo y Rafael Durán, que eran de lo mejor de la época. Tampoco esta vez se llevaría a cabo el proyecto, pero Juan de Orduña empecinado en llevar a Juana la loca a la pantalla, no abandonó la idea y siguió trabajando, hasta que cuatro años después, Locura de amor, con ocho años a las espaldas de intentos frustrados, llegó a la gran pantalla de la mano de CIFESA y dirigida por Juan de Orduña, además acompañada de un éxito apabullante. Amparo Rivelles, Armado Calvo y Rafael Durán se quedaron fuera del proyecto.


Te quiero para mí


El periodista Pío García, le hizo la primera crítica a la nueva estrella el 25 de julio de 1944 y decía:

Sara Montiel, esta juventud de 15 años bonita, inteligente y simpática, hizo su debut cinematográfico con un papelito en Te quiero para mí y sin pasar por otro ensayo, salta a protagonizar Empezó en boda. A juzgar por lo que oigo la actuación de Sarita inspira gran confianza. Será una verdadera revelación para el cine español y una agradable sorpresa para el público. Ya que puede contar con una nueva y excelente actriz.

2 comentarios:

¿Sabias que Saturnino Ulargui, dueño de esa empresa cinematografica es de mi familia?

7 de marzo de 2011, 23:05  

No, no lo sabía. Estaría encantado de leer un poco de su historía, el día que te decidas a contarla en alguno de tus blogs. Gracias por pasar por aquí.

8 de marzo de 2011, 4:09  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 
låna pengar